Jesús Rubayo anima al sector turístico a recurrir a la ciencia para enfrentar los desafíos climáticos y energéticos

jesus_rubayo
5 diciembre, 2019

El presidente del Consejo Científico del Instec participa en el Congreso Internacional de Tecnología y Turismo de Fuerteventura con una ponencia sobre el aprovechamiento de la energía solar

“Nuestro planeta está hambriento de energía”. Esta fue la advertencia que hizo el presidente del Consejo Científico del Instec, Jesús Rubayo, que participó este jueves 5 de diciembre en la cuarta edición del Congreso Internacional Tecnología y Turismo FTV4.0, que se celebra en el Palacio de Formación y Congresos de Fuerteventura con el lema Creating Sustainability (Creando Sostenibilidad).

Rubayo ofreció una ponencia titulada “Desde la ciencia básica a las aplicaciones tecnológicas en el turismo” en la que disertó acerca de las ciencias naturales y experimentales y su utilidad en el sector. Estas disciplinas, conocidas como las ciencias básicas, pueden ayudar a solucionar o minimizar alguno de los importantes retos a los que se enfrenta el turismo.

En este sentido, Rubayo puso como ejemplo el “enorme problema energético” que debe solucionar el planeta “especialmente en lo que se refiere a las energías fósiles, que se están agotando. El transporte es el principal consumidor de este tipo de recursos”. En su opinión, es la ciencia la que puede generar soluciones que optimicen el consumo de energías “con el aprovechamiento de fuentes naturales como la solar”.

El experto dio cuenta de algunas de las investigaciones que se están realizando en el campo molecular y el de la nanociencia. “A nivel microscópico existen fenómenos y procesos que son muy interesantes para las ciencias básicas y sus aplicaciones”, insistió.

El investigador se detuvo en las potencialidades del empleo de la energía solar y destacó, por ejemplo, cómo podría ser especialmente útil en una isla como Fuerteventura. “Con módulos solares bifaciales, por ejemplo, se podría aprovechar a la vez la radiación directa del sol y la que se proyecta en la arena tan blanca que tienen aquí las playas”, explicó.

“Del sol tenemos una fuente tremenda de energía”, insistió. “Nuestro propósito debe ser emplearla de la mejor manera posible, de la forma correcta”, apostilló. Por este motivo, Rubayo ofreció a los asistentes a su conferencia un breve recorrido por los avances en el diseño de las celdas solares, desde una primera generación con alta eficiencia pero costes demasiados elevados hasta las investigaciones actuales, centradas ya en una tercera generación de celdas flexibles, semitransparentes y sensibles al color que aún no han logrado una eficiencia óptima.

Jesús Rubayo aseguró que en 2050 habrá ya entre ocho y diez billones de personas habitando el planeta y que, por lo tanto, el de la energía se convertirá en el primer problema de la humanidad, por encima de las necesidades de agua, comida o los asuntos medioambientales. “Debemos luchar contra el cambio climático”, concluyó.

El congreso está organizado por la Consejería de Nuevas Tecnologías del Cabildo de Fuerteventura, que dirige Pau Quiles, la Asociación de Empresarios Turísticos de Fuerteventura (Asofuer) y la Universidad de La Laguna (ULL).

Cabildo de Fuerteventura © 2015