Infraestructuras

Está adscrita a la Consejería de Obras Públicas, Carreteras y Patrimonio, que tiene como misión la planificación, gestión y ejecución de inversiones.
Se configura como un área técnica con unos servicios técnicos especializados coordinados por un servicio de gestión administrativa.

Funciones y competencias

Los cometidos de esta Unidad:

  • Redacción y seguimiento de planes y convenios de obras.
  • Gestión presupuestaria (propuestas de modificación de crédito, seguimiento de los gastos e ingresos, justificación de subvenciones).
  • Redacción y supervisión de proyectos y dirección de obras.
  • Redacción de pliegos de condiciones para concursos públicos.
  • Gestión de obras promovidas desde todas las consejerías del Cabildo
  • Inspección y control de las obras cuya dirección facultativa se compone de técnicos ajenos a la entidad.
  • Informe de certificaciones parciales y finales.

 

Los tipos de actuaciones son:

  • Infraestructuras promovidas por Ayuntamientos y por el propio Cabildo relacionadas con:
    • Infraestructuras viarias (pavimentaciones y señalización de vías).
    • Equipamiento: centros culturales, instalaciones deportiva, parques, plazas, etc.
    • Infraestructuras urbanas en colaboración con los Ayuntamientos (saneamiento, electrificación y alumbrado público).

Contáctenos

Dirección: C/ San Roque
Localidad: Puerto del Rosario
Teléfono: 928 86 23 00
Fax: 928 86 23 86
Horario: lunes a viernes de 9:00 a 14:00 horas

Piscina Terapéutica para Personas con Discapacidad

piscina_terapeutica_personas_discapacidad

Se recibe por parte del Cabildo el encargo para la redacción de un proyecto de Piscina Terapéutica para personas con Discapacidad.

Se ha diseñado el edificio, teniendo en cuenta el uso y las prestaciones que debe cubrir un equipamiento de estas características, planteándose un volumen cúbico de planta cuadrada, que posibilite el desarrollo de dos vasos de dimensiones y formas diferentes, acorde a las funciones a desarrollar según el programa, reservándose una zona para otros usos como: pediluvio, pileta de contraste, ducha bitérmica, ducha escocesa, baño turco y terma.

Se ha optado por espacios amplios y zonas de paso cómodas para el buen funcionamiento de la instalación, ubicándose en los laterales las zonas de ducha y otros usos, reservándose la zona central para las actividades principales, con dos vasos independientes para cada uso, uno rectangular y otro semicircular acordes con las distintas funciones a desarrollar.

Habida cuenta de que el edificio de servicios anexo cuenta con aseos y vestuarios, factibles de compartir su uso, se prevé la conexión de ambos edificios mediante un pasillo a dos niveles, en planta baja conecta con los vestuarios y en planta sótano las zonas de instalaciones. Se deja prevista en dicho paso una puerta directa al exterior, para facilitar la salida por emergencias. En planta baja se ubican así mismo dos pequeñas salas que albergaran la terma y baño turco, como complementos de la terapia a desarrollar en la instalación. La planta sótano ocupará parcialmente la proyección de la planta baja y tendrá un uso exclusivo para instalaciones relacionadas con el equipamiento, conectándola mediante un paso subterráneo con el sótano de instalaciones del edificio anexo. Asimismo se dispone de un patio inglés para dar luz, ventilación y sobre todo acceso exterior al sótano, al objeto de facilitar el mantenimiento.

Centro de día para discapacitados (Puerto del Rosario)

ubicacion_centro_dia_discapacitados_puertoplanta_centro_dia_discapacitados_puerto

 

El uso característico del edificio es el social.
El programa de necesidades del presente proyecto, se ha planteado en una planta. En la resolución del programa funcional se ha tenido en cuenta, además de las previsiones mínimas de espacios según usos facilitados en el pliego de condiciones técnicas, las adecuadas dimensiones del espacio y la morfología en función de su uso y del número de usuarios previstos, con toda la normativa general sectorial y específica que le es de aplicación, tanto para el programa actual como para las ampliaciones que se puedan hacer en el futuro. Se ha tenido en cuenta también la interrelación entre áreas y la independencia de los distintos circuitos de circulación, diferenciando entre las de los usuarios, los servicios y las zonas de visitantes, para conseguir un mejor funcionamiento de los programas establecidos.

En el diseño y zonificación de espacios se ha tenido en cuenta que se puedan establecer los mecanismos de control para que tanto los recorridos como los accesos de los residentes, el personal de servicio y los visitantes, puedan funcionar de forma ambivalente, incluso teniendo en cuenta que puedan funcionar con un posible cambio de uso o ampliación del edificio. De esta manera las personas, ya sean visitante, personal o residente, pueden acceder al área correspondiente, o bien de manera independiente desde el exterior, o bien desde otras áreas o incluso desde los otros edificios de la parcela. Tanto los accesos desde la zona de aparcamiento, como los accesos desde los exteriores del resto de los edificios de la parcela, así como todos los recorridos interiores, se ha proyectado y dimensionado según lo dispuesto en la normativa de accesibilidad y supresión de barreras arquitectónicas, urbanísticas y de la comunicación. De esta manera se ha conseguido un óptimo desarrollo funcional y morfológico de los edificios tanto con el programa actual de uso y necesidades como para el programa que pueda resultar de las ampliaciones futuras, que se han previsto en las estructuras e instalaciones.

Este edificio, situado en el lado norte del edificio de servicios existente en ejecución. Se diferencian tres grandes áreas:

  • El área administrativa
  • Área de servicios de cocina, comedor, almacenes e instalaciones asociadas
  • El área de aulas, talleres y minipiso.

El edificio se desarrolla a lo largo de un eje longitudinal constituido por: la recepción, patios ajardinados y zonas verdes interiores, diferenciando la zona administrativa situada al norte de dicho eje y en fachada hacia la calle, en la que se desarrolla todas las funcionalidades de recepción y de administración del centro. En el lado sur del eje nos encontramos con la zona de servicio (cocina, comedor e instalaciones asociadas) y junto a ella, interconectado por un espacio polivalente semicubierto (salón de actos, de juegos, y de estancia al aire libre), se encuentra la zona de talleres, aulas de formación y minipiso. Cada una de estas áreas está totalmente diferenciada y permite el control de todos los accesos, asegurando los recursos que permiten la seguridad y supervisión de todo el centro y de los usuarios en todo momento. El edificio desarrolla servicios y vestuarios adaptados para los residentes y para el personal. El personal cuenta con despachos y sala de reunión, además de la cocina y comedor del propio centro.El aparcamiento existente se ha integrado en el diseño global de la parcela, consiguiendo además de las plazas ya existentes del edificio de servicio en ejecución, habilitar cuatro plazas nuevas para minusválidos, cuatro plazas para personal y una plaza con acondicionamiento de entrada y salida, para un autobús de uso del centro. Se ha dotado de una superficie de 30 m2 por usuario. Además se cuenta con sala de descanso y de rehabilitación para los usuarios. En las zonas educativas y de terapia ocupacional se cuenta con salas y espacio suficiente para el número de usuarios y en base a la función a desempeñar en cada caso.
Posibilidad de ampliación.

La parcela de referencia, con forma de irregular, está situada entre medianeras. Ubicada dentro del Sistema General de Bienestar Social acorde a lo establecido por el artículo 45.6 d) del Texto Refundido del Plan General de Ordenación de Puerto del Rosario.

 

icono_enlace  Centro de día para discapacitados

Acondicionamiento de la Playa del Castillo

El objetivo del proyecto es el acondicionamiento de la zona de baño de la playa pensando en las mareas y la remodelación de las zonas seca y mojada mediante aporte de arena. Además se extenderá el paseo marítimo.

El plazo previsto de las obras es de 24 meses.

Centro Cultural Polivalente de Antigua

infografia_centro_polivalente_antigua

Aspectos formales

El presente proyecto se desarrolla en una parcela en forma de “L”.

Como se ha comentado, la intervención se divide en tres fases, una primera en la que se acometerá la demolición de la edificación existente, la segunda, correspondiente a la ejecución del auditorio municipal de Antigua, y una tercera para la zona administrativa, exposiciones, talleres,… todas ellas susceptibles de uso por sí mismas. El conjunto de las fases dará lugar al Centro Cultural Polivalente de Antigua.

A la hora de proyectar el edificio se han tenido en cuenta los siguientes factores:

A) El entorno, ya que su fachada principal da hacia el casco histórico de Antigua, con una construcción en sus aledaños catalogada como BIC (Iglesia de Nuestra Señora de Antigua) y otras de valor histórico para la ciudadanía de Antigua como la Casa del Portón.

A la hora de diseñar la fachada principal se ha tratado de confeccionar un alzado sencillo, acorde a los tiempos actuales sin quitar protagonismo a las edificaciones de su entorno, evitando elementos que distorsionen la imagen actual de casco histórico. Se han utilizado materiales propios del lugar, como son la piedra basáltica y el enfoscado de cemento acabado con pintura blanca. El edificio que ahora se proyecta, la Casa del Portón y el Centro de mayores limitan un espacio libre desde el que se propone acceder tanto al auditorio y a la zona administrativa, como a las dos edificaciones antes mencionadas. En cuanto al alzado trasero que mira hacia el barranco de la Florida, debido a la disposición del edificio, se va crear un muro ciego de grandes dimensiones que puede producir un impacto visual no acorde con un entorno muy poco urbano, no obstante, se ha tratado de minimizar dicho impacto con la disposición de un muro aplacado en piedra situado en un plano diferente del muro ciego.

B) La forma de la parcela, con una forma irregular asemejable a una “L”.

La longitud de la fachada principal a la calle Alcalde Montesdeoca es de 17m aproximadamente, mientras que la fachada secundaria que da a la calle San Francisco mide más de 60 metros. La profundidad de la parcela es superior a los 45 metros. Hay que tener en cuenta además que las dos únicas fachadas son las que miran hacia la iglesia de Nuestra Señora de Antigua y la del Barranco de las Floridas, dando el resto de paramentos a medianeras de otras edificaciones. Estos datos han provocado que se ubique el auditorio en los 45 m de profundidad para tener el mayor aprovechamiento posible de luz y ventilación en las dependencias que así lo requieren, como son la zona administrativa, talleres, conferencias…

C) La orografía del terreno, con un desnivel este-oeste que salva una diferencia de cota superior a los 9 m como así se indica en el plano de situación, emplazamiento y levantamiento topográfico, y la dificultad de acceso desde la calle secundaria (oeste), ya que esta da a un camino estrecho de difícil acceso, ha provocado que los usuarios, tanto de la parte cultural como de la administrativa, accedan desde la fachada principal que da a la calle Alcalde Montesdeoca, de 17 metros de longitud.

D) El programa de necesidades facilitado por la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico.

E) La financiación de la ejecución de la obra.

Se ha solicitado por parte de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico la ejecución en dos Fases, ambas susceptibles de uso por sí mismas, lo que nos ha llevado a plantear dos edificaciones independientes unidas en planta -3 (garaje/almacén) y planta -2 (escenario/talleres).

 

icono_enlace  Ubicación Centro Cultural Polivalente

Icono_PDF  Mapa de situación del Centro Cultural Polivalente

Icono_PDF  Plantas de distribución del Centro Cultural Polivalente

Antiguo Museo Arqueológico de Betancuria

imagen_antiguo_museo_arqueologico

ANTECEDENTES HISTÓRICOS

El Museo Arqueológico de Betancuria está situado en pleno corazón de la villa histórica de Betancuria, declarada Bien de Interés Cultural, con categoría de Conjunto Histórico en el año 1979. El edificio se localiza en los números 12-14 de la calle Roberto Roldán, y en su parte trasera se encuentra en construcción el edificio del nuevo Museo Arqueológico de Fuerteventura. La proximidad de ambas edificaciones ha permitido la integración entre ellas, por lo que el viejo edificio está siendo objeto de remodelación con esta finalidad.

Betancuria fue villa de señorío y capital de la isla de Fuerteventura desde la conquista, en los albores del siglo XV, hasta mediados del siglo XIX. Como consecuencia de ello alberga un conjunto de edificaciones de interés histórico y arquitectónico, entre las que destacan la iglesia de Santa María de Betancuria; los restos del primer convento franciscano creado en Canarias, levantado hacia el año 1416 por monjes de esta orden procedentes de Castilla, bajo el patronazgo de San Buenaventura; y la ermita de San Diego. También forman parte del Conjunto Histórico varias edificaciones de arquitectura doméstica, entre ellas la sede del museo arqueológico, y otros elementos que evidencian el carácter de villa señorial rural de Betancuria, como un molino de agua y un conjunto de norias de sangre, una de las cuales forma parte del espacio externo del museo.

El Museo Arqueológico está dedicado fundamentalmente a la cultura de los majos, primeros pobladores de la isla, cuyo origen se encuentra en las poblaciones bereberes del noroeste de África. También ha contado con salas dedicadas a la cultura tradicional y al patrimonio paleontológico.

 

La historia de este pequeño museo, que fue el primer centro de esta naturaleza creado en Fuerteventura, comenzó en la década de los años cincuenta del pasado siglo XX, con una carta fechada el 14 de agosto de 1956 en Caracas, dirigida al Cabildo de Fuerteventura, en la que don Alfonso Martin Fajardo, en su nombre y en el de sus hermanos don Luis y don Juan, cedía a la institución una casa de su propiedad, situada en Betancuria, para que se destinara a centro cultural y museo, junto con 100.000 de las antiguas pesetas destinadas a las obras de adaptación y reforma del inmueble que hubieran de realizarse. La corporación insular acordó expresar a los donantes “el reconocimiento de gratitud… por el generoso y desinteresado desprendimiento”, así como por el donativo en dinero. Realizada la donación, se creó un Patronato del Museo de Betancuria, del que formaron parte, entre otras personas, don José Naranjo Suárez, del Museo Canario y don Francisco Navarro Artiles, a la sazón maestro de Corralejo, cuya finalidad era impulsar la creación del Museo.

La edificación del museo es una casa de tipología tradicional, de una planta, con sobrado en la parte trasera, cantería en esquinas y vanos, con una superficie de 234,55 m2 y compuesta de 5 habitaciones dispuestas en torno a un patio. La parcela también incluía en la zona posterior de la casa un solar sin edificar y en el lado norte un pozo, estanque y trozo de terreno. En el momento en que se produjo la donación al Cabildo, una de las dependencias presentaba el techo totalmente derruido, además de otros desperfectos, por lo que la corporación en los años siguientes realizó varias obras. En el año 1964 aún no habían concluido totalmente las obras de reparación, dado que en el mes de abril se acordó encomendar al capataz don Pedro Cerdeña la reparación del edificio.

Concluidas las obras se instaló en la casa donada el Museo Arqueológico de Betancuria, cuya gestión estuvo a cargo un vecino del lugar, don Vicente Ruiz Méndez, que durante toda su vida se ocupó del pequeño Museo, cuidándolo con el cariño que caracteriza a las personas que se saben guardianas de las tesoros de su pueblo. En él fue depositando las piezas pertenecientes a la cultura aborigen y tradicional de la isla que llegaban a sus manos, exponiéndolas en las distintas salas de manera conjunta.

La rehabilitación de la casa donada y el primer montaje del museo se llevaron a cabo en la década de los años sesenta, tras la comunicación y aceptación de la donación del inmueble, aunque ésta no se formalizó en escritura hasta años después, debido a la dificultad que suponía la residencia de los donantes en Caracas.

La donación gratuita en escrituró el 23 de enero de 1984 por el entonces presidente del Cabildo, don Gerardo Mesa Noda, y las hermanas doña Amparo y doña Mariana Martín Fajardo, en nombre propio y de sus hermanos don Juan y don Alfonso.

En el documento se describe la parcela como “un trozo de terreno de 3.780 m2 de extensión superficial en el que están ubicados: un edificio de una planta en la parte del frontis, y de dos plantas en su parte posterior, un pozo y un estanque. Linda el citado trozo de terreno, al norte, con Daniel Febles Cerdeña; al sur con calle Amador Rodríguez; al oeste con calle Roberto Roldán, y al este con María Nieves Dumpiérrez Rodríguez y herederos de Lucía Fajardo Negrín”. En la escritura se recogían las condiciones puestas por los donantes, que eran las siguientes:

  • Que sea destinada a Museo-Biblioteca y parque público.
  • Que tengan libre entrada en la misma todas las personas que observen conducta ejemplar y de acuerdo con la más elemental corrección, mientras sean visitantes de la misma.
  • Que no haya discriminación de colores, ni credos religiosos y tanto el rico como el pobre tengan los mismos derechos.
  • Que al dejar de ser Museo-Biblioteca, para cuyo fin se hace la cesión de la finca, se consulte al fin de dar nuestra aprobación a cualquier otra finalidad a que se le vaya a destinar, así como su venta, la que se prohíbe por cualquier concepto.
  • Que el nombre que debe ostentar será el siguiente: Museo-Biblioteca Eduardo Martín Romero.

 

A lo largo del tiempo el museo ha sido objeto de obras de restauración, rehabilitación y mejora, así como de renovación y remodelación de la exposición permanente y del discurso museístico, con objeto de adaptarlo a las necesidades y tendencias de cada momento.

 

REMODELACIONES DEL INMUEBLE

En 1984 se creó una Comisión Gestora del Museo de Betancuria, cuya finalidad era impulsar y coordinar la renovación del mismo. Ese mismo año el Cabildo aprobó una partida presupuestaria de 10.619.361 pesetas, para reparar varios desperfectos que presentaban algunas dependencias, techos y solado. Finalizadas las obras se recolocó la exposición con que entonces contaba el museo. Se creó la sala de etnografía, en la dependencia que originariamente había sido cocina de la vivienda, con el material de carácter etnográfico que se encontraba en las diversas dependencias del museo.

Entre 1989 y 1990 se llevó a cabo una remodelación del montaje museístico, se redactó un proyecto que planteaba un nuevo diseño museográfico, en el que se combinaron paneles informativos, imágenes fotográficas, dibujos, maquetas y piezas arqueológicas. En la parte introductoria del citado proyecto, se explicaban la situación que presentaba el museo en aquel momento y el objeto de la remodelación, que era “acondicionar el museo desde una concepción de centro vivo y activo, que no solo coleccione y conserve piezas, sino que posibilite el estudio e investigación por parte de la población insular”. Se partía de la idea de que el museo no debía ser sólo “el lugar donde se mira y admira el objeto del pasado, donde se entiende la cultura, se tenga acceso a ella, sino que pretende que la persona que lo visite, participe, informe, se forme, en definitiva, sea un sujeto activo que tome partido en la investigación y en el trabajo que se realiza aquí, dentro y fuera de las dependencias del museo”.

En el año 1995 se creó una sala de paleontología, con los materiales de esta naturaleza que ya se encontraban en el museo, procedentes de la Cueva de Villaverde, y otros fósiles recogidos en los numerosos yacimientos paleontológicos con que cuenta la isla. Esta sala también contó con una colección de láminas explicativas de la paleontología insular, realizadas por don Joaquín Meco Cabrera.

La segunda remodelación del inmueble se produjo en el año 2004. Fue promovida por la Unidad de Patrimonio Cultural del Cabildo y proyectada y ejecutada por la Unidad de Obras de dicha institución. Las actuaciones consistieron en:

  • Restauración de la cubierta de teja y de la armadura de madera de la nave principal del edificio.
  • Reparación de humedades e impermeabilización de la sala de exposición del ala sur.
  • Cosido y sellado de grietas en varios paramentos del edificio, renovación de revestimientos interiores y exteriores, pequeñas demoliciones, impermeabilización, reparación de carpinterías y pintura.
  • Renovación de la instalación eléctrica y adaptación de la iluminación de las salas de exposición al nuevo equipamiento museístico que se proyectaba paralelamente.

 

En base a lo expuesto, y una vez terminadas las obras del nuevo edificio del Museo Arqueológico, Etnográfico e Histórico Insular de Fuerteventura y según petición de la Consejería de Cultura y Patrimonio se solicita a la Consejería de Obras Públicas, la redacción de un proyecto de ejecución que contemple la actuación de rehabilitación del antiguo edificio del Museo Arqueológico de Betancuria para albergar el uso administrativo y la integración de las zonas comunes de éste, con el nuevo edificio del Museo Arqueológico.

 

Emplazamiento

C/ Roberto Roldán esquina C/ Amador Rodríguez, del Casco Urbano de Betancuria.

 

Descripción general del edificio

Se trata de una edificación de tipología tradicional, con una antigüedad superior a los doscientos años (siglo XIX), constituida por un conjunto de cuatro edificaciones de una planta que se sitúan en torno a un patio, actualmente abierto con acceso directo al actual museo arqueológico. Las dos piezas principales tienen resueltas la cubierta de tejas a tres y cuatro aguas, conforman una tipología original en forma de “L”, con una ampliación lateral que le da una configuración de planta en “U”, con distinta cota en el terreno, en un buen estado de conservación, tanto en su estructura portante (muros de piedra con revestimientos de cal y cubierta de teja a dos aguas), como materiales de acabado y cerramiento (enfoscado de cal en paramentos exteriores, cubierta de teja, carpintería de madera, etc.). Las otras dos edificaciones adosadas tienen azoteas, presentando una de ellas un sistema estructural de muros de carga conformados por pilaretes de hormigón armado y fábricas de bloques y cerramiento de cubierta resuelto con forjado unidireccional de viguetas y bovedillas. La propiedad la delimita un murete de piedra de unos 90 centímetros aproximadamente de altura, alineada con la calle Roberto Roldán, donde se localiza la entrada principal del inmueble.

La zona donde se encuentra el inmueble está consolidada con uso residencial. El inmueble está incluido en el Catálogo del Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico de la Villa de Betancuria. El proyecto de rehabilitación que se redacta al respecto, tendrá que ajustar y adecuar dicho inmueble al uso administrativo previsto.

 

Programa de necesidades

Atendiendo a que está previsto que el antiguo edificio del Museo Arqueológico de Betancuria se integre con el nuevo edificio, como zona de gestión y administración del nuevo Museo Arqueológico Insular, se considera que las necesidades básicas y mínimas a satisfacer con la redacción del presente proyecto de rehabilitación del antiguo edificio, atendiendo a las características del inmueble, son las siguientes: Una dependencia destinada a dirección del Museo Arqueológico Insular; dos dependencias destinadas a despachos de gestión técnica y una sala de juntas y reuniones integradas en la sala polivalente de la pieza principal del inmueble; una zona destinada a la gestión administrativa y archivo de oficina; una dependencia para archivo central, un office y dos aseos adaptados.

En la redacción del presente proyecto de rehabilitación se han respetado al máximo los valores patrimoniales del inmueble, así como su tipología tradicional.

El uso global característico es el uso administrativo que abarca la gestión y dirección del nuevo Museo Arqueológico Insular de Fuerteventura.

Icono_PDF  Planos museo

Playa de Caleta de Fuste

El objetivo del proyecto es el acondicionamiento de la zona de baño de la playa pensando en las mareas y la remodelación de las zonas seca y mojada mediante aporte de arena. Además se extenderá el paseo marítimo.

El plazo previsto de las obras es de 10 meses.

Encuesta de Infraestructura y Equipamiento Local (EIEL)

 

Qué es la E.I.E.L.

El objeto de la Encuesta es la obtención de la información referente a la infraestructura y equipamiento relativo a los servicios de competencia de las corporaciones locales y aquellas básicas para la comunidad que ofrecen un servicio público no restringido (de acuerdo con lo dispuesto en el Real Decreto 1328/1997 de 1 de agosto y la orden ministerial, de 7 de mayo de 1998 que la desarrolla).

La finalidad de la Encuesta según indica el artículo 4 apartado 2 del Real Decreto 835/2003, de 27 de junio, por el que se regula la Cooperación Económica del Estado a las Inversiones de las Entidades Locales, es “conocer la situación de las infraestructuras y equipamientos de competencia municipal, formando un Inventario de ámbito nacional, de carácter censal, con información precisa y sistematizada de los municipios con población inferior a 50.000 habitantes”.

Asimismo el artículo 4 apartado 1 establece: “el instrumento objetivo básico de análisis y valoración de las necesidades de dotaciones locales a efectos de la Cooperación Económica Local del Estado será la Encuesta de Infraestructura y Equipamientos Locales, elaborada según metodología común por las diputaciones provinciales, con la colaboración técnica del Ministerio de Administraciones Públicas”.

En las líneas de ayuda del Estado a las corporaciones locales que cita el artículo 3 del citado Real Decreto, se dan prioridad a los servicios básicos obligatorios enumerados en el artículo 26 de la Ley 7/ 1985, de 2 de abril, reguladora de las bases de Régimen Local, sin perjuicio de que se puedan incluir otras obras y servicios que sean de competencia municipal, de acuerdo con lo establecido en el artículo 25 de la misma ley.

Se trata, por tanto, de conseguir la necesaria información -cuantitativa, cualitativa y gráfica- que permita conocer la realidad de las infraestructuras y los equipamientos municipales, cualquiera que sea la entidad titular o gestora de los correspondientes servicios, obteniendo un inventario nacional con información precisa y sistematizada.

No se trata de inventariar sólo los equipamientos e infraestructuras de titularidad municipal, puesto que otras entidades territoriales (provincia, isla y otras de carácter local, así como las comunidades autónomas), e incluso instituciones públicas y privadas de otro tipo, pueden suplir la acción municipal satisfaciendo las mismas necesidades sociales, que no se pueden considerar, por tanto, desatendidas. La variedad de formas de prestación de los servicios públicos y la dotación de los equipamientos correspondientes, así como las intervenciones concurrentes de distintas administraciones, obligan a una consideración completa de las infraestructuras y equipamientos que atienden colectivamente a la misma necesidad.

El conocimiento de la situación real permitirá abordar la planificación y la toma de decisiones, así como la asignación de recursos de forma objetiva y racional.

 

 

Enlaces:

icono_enlace  Unifica

icono_enlace  EIEL

Cabildo de Fuerteventura © 2015